Trucos para combatir el dolor de muelas

El dolor más profundo que puede sentir un ser humano, después del parto, tal vez sea el de una muela. Pero definitivamente cuando lo estamos padeciendo no hay que le gane.

Por lo cual es indispensable tener un arsenal lleno de estrategias para combatirlo con lo que tengamos a la mano en casa. Hasta que podamos atender al dentista que se ocupe de remediar el mal que está causando el padecimiento.

Ojo: estos remedios son para aliviar la molestia, de ninguna manera curaran el problema. No dejes de atenderte por un especialista.

Nunca olvides la utilidad del hilo dental. La mayoría de las molestias comienzan por un pedazo de comida que ha quedado atrapado entre los dientes o molares. Si este es el caso debes introducir el hilo de forma suave para tratar de desalojar la partícula del lugar en el que te está molestando. También es de primordial importancia integrarlo a nuestra rutina de limpieza dental.

Como segunda opción podemos utilizar perejil para aliviar el dolor. Se combate la molestia masticando una ramita varias veces al día. Las propiedades antisépticas del perejil nos ayudan a controlar cualquier absceso que pudiese estarnos causando dolor.

Puedes combinar el perejil con buches y gárgaras de agua con sal después de cada comida. Esto reduce el dolor pero más importante controla la infección ya que la sal también tiene poderes antisépticos.

Otra opción que puede aliviar tu padecer se encuentra en tu alacena de forma de clavos de olor. Este condimento contiene eugenol que es un sedante natural. Lo que debes hacer es aplicarlo en la encía afectada o realizar un enjuague.

A muchas personas no les gusta el ajo, pero en caso de dolor siempre está a la mano. En caso de dolor muelas es imbatible por esta razón y porque es un potente antibiótico natural además de desinflamar el área. Aplica ajo fresco recién picado sobre la muela y sentirás el alivio inmediato.

El té negro también te será de gran utilidad para aliviar el dolor. Contiene ácido tánico que es un conocido analgésico que te quitará el dolor de una forma completamente natural. Aparte es muy sencillo de aplicar. Has un té de la forma tradicional que todos sabemos, bébelo y pon la bolsita sobre la encía de la muela problemática.

La inflamación forma una parte muy importante del dolor. Si logras desinflamar el lugar por consecuencia el dolor disminuirá. Aplícate compresas de agua helada en la mandíbula para lograr que este remedio funcione. También puedes utilizar bolsa de hielo, pero nunca en contacto directo con la piel.

Como última opción usa agua oxigenada sobre la muela adolorida. Al limpiar la zona podemos ayudar a bajar la inflamación.

Pero como te decía anteriormente estos remedios solamente sirven para aliviar temporalmente la molestia. Si tienes dolor es que tu muela o diente necesita ser atendido urgentemente. El dolor no es una enfermedad, si no un recurso bastante efectivo de tu cuerpo para avisarte de algo que va mal en tu cuerpo. ¡Atiéndete!