Esta hoja la usaban para la diabetes, colesterol alto y triglicéridos

Se ha demostrado que las hojas de mango tienen propiedades hipoglucemiantes. Pero existe algo mas interesante aun.

Lo que significa que pueden ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes.

Estudios in vitro e in vivo han demostrado que los compuestos presentes en las hojas de mango, como los taninos, flavonoides y alcaloides, tienen un efecto hipoglucemiante. Estos compuestos ayudan a aumentar la sensibilidad a la insulina, aumentar la producción de insulina y reducir la absorción de glucosa en el intestino.

Usa esta hoja para la diabetes, colesterol alto y triglicéridos

Las hojas de mango también pueden ayudar a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos en sangre, lo que es beneficioso para personas con diabetes ya que estos niveles elevados están relacionados con complicaciones cardíacas.

Sin embargo, es importante señalar que aunque las hojas de mango pueden ser beneficiosas para tratar la diabetes, no deben ser consideradas como una cura o sustituto de los tratamientos médicos recomendados por un especialista. Es recomendable consultar con un médico antes de agregar cualquier tratamiento natural a un plan de tratamiento existente.

En resumen, las hojas de mango pueden ser una opción natural para ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes, ya que contienen compuestos con propiedades hipoglucemiantes. Sin embargo, es importante consultar con un médico antes de agregar cualquier tratamiento natural a un plan de tratamiento existente.

Existen varias formas de preparar un remedio con hojas de mango para tratar la diabetes de forma natural. A continuación, se presenta una receta para hacer un té de hojas de mango:

Ingredientes:

5 hojas de mango frescas o secas
1 litro de agua

Instrucciones:

-Lave las hojas de mango para eliminar cualquier impureza.
-Si están frescas, se deben secar al sol durante un día antes de preparar el té.
-Hierva el agua en una olla.
-Agregue las hojas de mango al agua hirviendo.
-Baje el fuego y deje hervir durante 10 minutos.
-Retire del fuego y deje reposar durante 5 minutos.
-Cuela el té antes de beber.

Se recomienda tomar una taza de té de hojas de mango dos veces al día, una vez en la mañana y otra en la noche. Es importante señalar que es recomendable consultar con un médico antes de agregar cualquier tratamiento natural a un plan de tratamiento existente.

Además de esta receta, también se pueden preparar hojas de mango en infusión, macerando hojas secas en agua fría durante unas horas, o se pueden masticar hojas frescas varias veces al día.